Própolis o Propóleo

El própolis o propóleo es una sustancia resinosa de color casi negro que es producido por las abejas quienes la obtienen en las yemas y cortezas de algunos árboles y plantas herbáceas. Las abejas la utilizan para recubrir las paredes de la colmena para así proteger y desinfectar de virus, hongos y bacterias. De allí es que nace su nombre proveniente del griego “pro-polis” que se puede traducir como “defensas de la ciudad”.



Dentro de la composición del própolis encontramos aproximadamente un del 50% de resinas y bálsamos, cera de abeja, polen, aceites esenciales y minerales como el aluminio, plata, cobalto o hierro entre otros. También encontramos provitamina A y vitaminas del grupo B (especialmente B3) además de siete de los ocho aminoácidos esenciales. Igualmente, podemos encontrar en el própolis flavonoides y bioflavonoides, conocidos por su efecto antioxidante al impedir que los radicales libres provoquen una degeneración prematura en nuestros cuerpos.


El própolis no sólo tiene efectos antivirales y antioxidantes, sino también anti-inflamatorios por lo cual se ha utilizado para el tratamiento y cura de resfriados, catarros, gripes y otras infecciones e inflamaciones relacionadas con las vías respiratorias. Es considerado uno de los mejores suplementos naturales para fortalecer las defensas y reforzar nuestro sistema inmunológico.


Otros ámbitos en los que podemos ver la acción del própolis es: - Aparato circulatorio: es vasodilatador e hipotensor, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y ayuda a normalizar la presión arterial. - Aparato digestivo: ayuda a regular el apetito, regenerar las úlceras y puede funcionar como protector hepático. - Piel: es cicatrizante, desinfectante, antiinflamatorio natural, y se emplea para problemas en la piel y como fungicida. - Boca: favorece la salud de la boca al estimular la generación de esmalte dental, impide la formación de caries y placa bacteriana, y ayuda a la curación de las aftas bucales.


El própolis se puede encontrar en muchas presentaciones desde líquido (tintura), polvo (cápsulas) y jarabes entre otros. Para favorecer su conservación es recomendable almacenarlo en un recipiente bien cerrado al igual que un lugar seco y fresco alejado de la luzr.

En Farmacia Belladona puedes encontrar el própolis en tintura, cápsulas, crema y compuesto con miel.

Si quieres informarte más sobre el própolis y sus propiedades puedes revisar los siguientes enlaces: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/390.html http://gtt-vih.org/book/print/4978 https://www.wangconnection.com/fortalece-tu-sistema-inmunologico-con-propoleo/